Welcome visitor you can log in or create an account

La mujer que lo dejó todo por ser feliz - Colegio San José

Calificación del usuario: 0  / 5

Estrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivas
 



“La vida no puede ser esta, y ahora ¿qué? ¿Me caso, tengo hijos, una casa, un carro una beca y una finca y ya soy feliz? No, no, no esto no puede se. A mí la ruta de mi trabajo me recogía a las 4 y 20 de la mañana, ¿tú crees que eso sea humano?”, pregunta María Paola Jaramillo  con tono muy serio.

La barranquillera es Administradora en Logística y Producción de la Universidad del Rosario de Bogotá. Cumplió 25 años el pasado viernes y su último trabajo fue justo en oficina, “era la compradora en toda Latinoamérica de una petrolera grandísima, compraba desde un lapicero hasta un montacarga”.

Pero un día de introspección vio que se había olvidado de su niña interior, de lo que siempre había soñado, “Así que decidí viajar y bailar, que es lo que me gusta. Entré a la oficina de mi jefe y le dije ‘pana renuncio’, él me dijo, ‘bueno y tu qué, ¿te volviste loca, te enloqueciste niña?’. Ese día dije ‘no sé lo que tengo que hacer pero yo voy a vivir de viajar y bailar’. Y ahí fue que nació la idea del blog”.

Lo que le pasó a María Paola le pasa a muy poca gente en realidad, a la que da todo por un sueño, sabiendo que puede vivir de ello y vivir feliz. Hay quienes no nos atrevemos. ¿Siempre hay una atadura cierto? El dinero no nos alcanza, estamos estudiando, estamos agotados, nuestra vida es más segura si seguimos como vamos...

Como ella dice, entre el piloto automático y las exigencias de la sociedad, se nos olvida lo que realmente queremos, y ese es el alma de su  blog “Buscando a Jacinta”.

Su primer viaje
- Mi primer viaje fue a los 14 años de edad, estaba en el colegio San José de Barranquilla y ahí me gané una beca para estudiar inglés 6 meses en Seattle, Washington. Fui, estudié 6 meses y dije “wow, afuera de mi casa y afuera de mi país hay todo un mundo por explorar”.

¿Cómo nace “Buscando a Jacinta”?
- No lo quería enfocar en solo viajes o solo Colombia. Buscando a Jacinta nace como Jacinta siendo mi subconsciente, todos tenemos una persona muy dentro que nos habla y de pronto las cosas que María Paola no puede hacer Jacinta sí las hace. Pero nosotros por la sociedad, por la máscara, por mantener un estatus social no nos atrevemos.
Así que es buscar esa fuerza que  impulsa a hacer las cosas. 

Fuera de todo lo que los demás piensan que debe ser correcto
- El nombre Jacinta me parece lindo, coqueto, y quería que se volviera algo motivacional, regalarle 5 minutos de motivación y de amor a la gente, que entren a mi página y que digan “qué chévere” ser un ejemplo bonito para la gente, siento que el mundo necesita amor, tolerancia y respeto. Y no quiero una cuenta vulgar, llena de malos comentarios, sino llena de amor.

¿Qué te inspiró?
- Lo hice para que la gente haga lo que le gusta, lo que les entusiasma en su vida, nojoda para que dejen de amargarse la vida por pequeñeses ‘no me alcanza’, “que esto está muy caro”, se amargan la vida por estupideces y eso me da rabia así que es para eso, que disfruten y se contagien de la buena vibra.

Pero, ¿hay que tener mucho dinero para viajar solo en Colombia?
- No es necesario tener mucho dinero para recorrer los destinos de Colombia, lo más costoso es la Costa y el Pacífico, pero Eje Cafetero, Medellín, Cali, Pasto, es muy muy económico ... uff bastante. Santander es muy económico también. Para mí lo más costoso es la Costa, por ejemplo Punta Gallinas porque tienes que ir con un operador turístico, por la escasez que tienes de muchas cosas, porque necesitas un guía. Pero no es costoso, hay hostales de 25 mil pesos el día con desayuno, con muy buenas instalaciones y muy buen servicio.

¿Cómo ves el turismo en Cartagena?
- Cartagena me parece que es el destino número 1 en Colombia, pero que la corrupción de verdad nos afecta bastante.

Por ejemplo Barú, es un lugar que me encanta. Yo no soy muy amante de meterme a la playa, sin embargo el mar de Barú es precioso y es imposible no meterse.
Pero la poca educación que se le ha dado a la gente que vive del turismo nos afecta, es decir estar acosando tanto al turista lo ahuyenta, estarle cobrando precios tan exagerados lo ahuyenta. Pero no los culpo, porque no han tenido la oportunidad y la educación de poder brindar un buen servicio o un turismo de calidad.
Deberían prestarle mucha atención a eso porque sí, Cartagena se vende sola porque es mágica, pero también necesita un orden y una estructura para que la gente siga viniendo y nunca haya una temporada baja.

Hay muy pocos walking tours en Cartagena, solo vi dos, y pues para ser una ciudad top debería tener más. Hace poco vi un bici tour y me pareció súper interesante y súper chévere.
Se necesitan restaurantes con precios más asequibles de comida típica, que no sea solo comida de la calle o un restaurante súper gourmet, sino algo asequible para que los turistas lo puedan probar.

¿Tu lema?
- El lema sin duda es “no somos nada sin amor”. El amor lo puede todo en este mundo, en mi caso el amor por mí misma, por mis padres, por mi hermano. Ver a los demás igual que yo, sin juzgarlos sin criticarlos, cada quien tiene una cruz que no conozco así que no soy nadie para criticar.

Fuente: http://www.eluniversal.com.co